RELLENOS FACIALES

Devuelve el volumen original al rostro, elimina la flacidez y corrige las arrugas y surcos sin necesidad de cirugía

Información del tratamiento

¿Qué son los rellenos faciales?

Los rellenos faciales para las arrugas son rellenos dérmicos son sustancias que se inyectan en la dermis o hipodermis para rellenar defectos como depresiones cutáneas, arrugas, surcos, cicatrices o atrofias de tejido. También permiten el aumento o la remodelación de ciertas zonas faciales como pómulos, mentón, labios, nariz, etc.

Existen diferentes tipos de rellenos. Escogeremos el más adecuado según las necesidades y peculiaridades del paciente. En todos los casos, los materiales utilizados cuentan con la autorización sanitaria del Ministerio de Sanidad y Consumo.

¿Qué tipos de rellenos se utilizan?

Los tipos de rellenos que utilizamos son los siguientes: 

1. ÁCIDO HIALURÓNICO: es un componente natural de los tejidos del cuerpo humano, formando parte del tejido conjuntivo, el cordón umbilical, el humor vítreo, el líquido sinovial, los vasos sanguíneos y el cartílago. Es un polisacárido del tipo de glucosaminoglucanos (o mucopolisacaridos), que presenta una función estructural, es decir, forma parte de las estructuras orgánicas y atrae y retiene agua. Tiene un importantísimo papel en la sustancia amorfa fundamental de la matriz extracelular. Precisamente por ser un elemento que encontramos en nuestras articulaciones y cartílagos, también es usado con fines terapéuticos como en las artrosis o para la recuperación en deportistas de élite.

Es muy utilizado en medicina estética por su gran capacidad de retener agua, de aportar volumen y de estimular la producción de colágeno propio.

Hay muchos tipos de ácido hialurónico según su tipo de concentración y reticulación.

La presentación del producto es en jeringas estériles, ya diseñadas para su uso, en diferentes concentraciones y reticulaciones, lo que permite adaptar cada producto a las necesidades concretas de cada persona.

Utilizado en mesoterapia, sin reticular, proporciona hidratación profunda a la epidermis y reconstituye las fibras que sostienen los tejidos de la piel. El tratamiento se realiza con micropunciones a través de una aguja finísima.

2. HIDROXIAPATITA CÁLCICA: Este relleno lo utilizamos de forma preferente en caso de rejuvenecimiento de las manos, para realizar el relleno de las mismas y para remodelación nasal, mejora el perfil de la nariz.

También está indicado para la voluminización, especialmente en pómulos, mentón  y zona maxilar, con una mejoría también en la calidad de la piel.

3. ÁCIDO POLILÁCTICO: Este producto de usa de forma diferente a un relleno. Se aplica en toda la cara, preferentemente en las zonas que precisan mayor reestructuración y en 3 sesiones, con el intervalo de un mes entre ellas. Este tratamiento lo aplicamos preferentemente en aquellos casos en los que buscamos una mejoría más global.

¿Qué técnicas de aplicación se utilizan en los rellenos faciales?

  1. LIFTING DE LOS 8 PUNTOS CON ÁCIDO HIALURÓNICO: consiste en inyectar ácido hialurónico en 8 puntos faciales localizados en el tercio medio de la cara. La mejor técnica para conseguir un lifting sin pasar por quirófano.
  2. 





TÉCNICA BLANCHING DE RELLENO FACIAL: Esta técnica nos permite trabajar a un nivel muy superficial en zonas como las arruguitas del contorno del ojo o las arruguitas del labio superior (el llamado “código de barras”), mejorando su aspecto y sin dar volumen a la zona, lo que mantiene un aspecto bonito y natural. Para el tratamiento emplearemos ácido hialurónico específico y aplicaremos un poco de crema anestésica previamente, tras lo cual realizamos el tratamiento de una forma cómoda. Posteriormente al tratamiento se puede seguir con el ritmo de vida normal, exceptuando la exposición solar durante los primeros días, y las  actividades de sauna o piscina. Los resultados se ven de forma inmediata, siendo mejores pasada una semana. La técnica de relleno facial conocida como Blanching se puede combinar con otras técnicas como el láser y otros rellenos como la toxina botulínica (Bótox).
  3. TÉCNICA DE APLICACIÓN CON CÁNULA: Ésta técnica al tener la punta roma, no pincha, de manera que al aplicar el producto con la cánula disminuimos el riesgo de lesiones y el riesgo de la aparición de hematomas. La elección de la cánula se realiza en función del tratamiento y zona a tratar, por ejemplo, clásicamente el relleno de ojeras se realiza con cánula y el relleno de pómulos también. Muchas veces, combinamos la técnica de aplicación con cánula junto con la técnica de aplicación mediante aguja.

¿Es doloroso?

Los implantes de relleno no precisan anestesia general. Es suficiente anestesia tópica (crema), local o regional. Tras la elección del material más adecuado, éste se implanta en el lecho de la arruga, surco o depresión que se desea rellenar o conformando el diseño previo de la zona que se desea remodelar.

¿Cuánto dura el tratamiento?

En función del material de relleno elegido y la cantidad implantada pueden ser necesarias una o varias sesiones, más o menos espaciadas en el tiempo, para completar el resultado y conseguir que la piel recobre la flexibilidad y elasticidad de forma natural.

Cada material tiene una técnica específica de uso, que incluye la manera de ser implantado, la cantidad, profundidad, manipulación posterior, etc. La sesión puede durar entre 15 minutos y una hora.

En el caso de los materiales reabsorbibles, existe la necesidad de repetir periódicamente los implantes para mantener los resultados conseguidos. Estas repeticiones son parte del protocolo terapéutico. Informaremos al paciente antes de empezar el tratamiento.

Aunque tras la implantación de rellenos pueden aparecer rojeces o hematomas, éstos desaparecen espontáneamente y, mientras tanto, es posible ocultarlos con maquillaje. También puede aparecer una cierta inflamación local durante unos días.

Los rellenos faciales para la remodelación facial y/o el tratamiento de las arrugas y otras depresiones cutáneas representan un procedimiento sencillo y adaptable a todas las circunstancias. El exacto conocimiento de los materiales que pueden utilizarse y el adecuado manejo de los mismos asegura resultados inmediatos y notables. En muchos casos es aconsejable combinar varias técnicas (peelings, BOTOX, etc.) para el tratamiento del envejecimiento facial y así poder obtener un resultado global, personalizado y eficaz. La duración del relleno dependerá del tipo de material utilizado, oscilando entre los 6 meses y varios años.

Pide cita sin compromiso y acude a nuestro Centro Medico en Ibi (Alicante) para un diagnóstico preciso y conocer el tipo de relleno facial que necesitas.