HIDRATACIÓN PROFUNDA VOLITE

Hidrata la piel de forma profunda para recuperar elasticidad, tono y densidad sin aumentar el volumen del rostro

Información del tratamiento

¿Qué es?

En la  unidad de cirugía y medicina estética de Matoses Centro Médico nos gusta estar a la vanguardia en medicina estética y por eso nuestros doctores están continuamente formándose para ofrecer las últimas novedades médicas a nuestros pacientes antes que nadie. El último gran avance que ha llegado a nuestra clínica de cirugía y medicina estética en Ibi es un nuevo tratamiento de rejuvenecimiento integral del rostro: Volite, un novedoso ácido hialurónico de la firma Allergan.

Sus beneficios sobre la piel son tan llamativos que acaba de estrenarse y ya se está posicionando como uno de los tratamientos estrella para devolver al rostro la juventud y la luminosidad con la que tanto soñamos.

A continuación, te contamos qué le hace diferente y por qué no puedes perderlo de vista.

¿Qué hace diferente a Volite de otros tipos de ácido hialurónico?

La principal diferencia de Volite con respecto a otros tipos de ácido hialurónico es que Volite mejora la calidad de la piel sin aportar volumen, por lo que sus resultados son completamente naturales.

Volite es un activador de la dermis que nos permite corregir líneas de expresión, cicatrices ligeras y pequeñas arruguitas que van apareciendo en nuestra piel, de una forma sutil y natural. Transforma la textura de la piel y la vuelve más uniforme, tersa y luminosa.

Los resultados de Volite se prolongan durante un periodo aproximado de doce meses, que es el tiempo que suele tardar el organismo en absorberlo por completo. Y es que, recordemos, el ácido hialurónico se halla presente en el cuerpo humano y es producido por el propio organismo, por lo que no suele presentar problemas ni inconvenientes a la hora de asimilarlo.

El tratamiento con Volite

La aplicación de Volite no requiere anestesia, pero para para minimizar las molestias y ayudar a que el paciente se sienta cómodo en todo momento se suele aplicar una crema anestésica en la zona a tratar antes de iniciar el tratamiento.

En el momento en el que finaliza la sesión, el paciente puede hacer vida completamente normal y repetir el tratamiento, si lo desea, doce meses más tarde.