LIPOFILLING FACIAL

Rellena y esculpe tu rostro con la grasa de tu propio cuerpo

Información del tratamiento

¿Qué es?

El proceso de envejecimiento natural provoca una pérdida de colágeno en la piel y una consecuente aparición de arrugas, pérdida de volumen, flacidez y/o líneas de expresión. La grasa debajo de la piel del rostro que la mantiene tersa también desaparece con el tiempo dejando una sensación de vacío en la cara. A consecuencia de esta pérdida de grasa se exageran las arrugas y aparecen hendiduras. La siguiente fase a esa ausencia de grasa en la piel es la apariencia de un rostro envejecido y cansado, quizá triste.

Con el Lipofilling Facial se reemplaza esa pérdida de grasa devolviendo al rostro la tersidad y luminosidad perdida con los años. Está demostrado que la pigmentación y los daños solares también mejoran con el trasplante de grasa en la cara. La piel mejora en todos los aspectos.

Además de aumentar el volumen del rostro, el Lipofilling Facial reduce las cicatrices y mejora la calidad y elasticidad de la piel colindante.

¿Para quién está indicado?

Está indicado para aquellas personas que desean corregir imperfecciones como arrugas, hendiduras, falta de volumen o cicatrices en el rostro haciendo uso de la grasa corporal. También pueden realizarlo aquellas personas que desean aprovechar parte de la grasa de un tratamiento de liposucción para transferirla al rostro.

¿En qué consiste la intervención?

Para el Lipofilling se utiliza anestesia local y, dependiendo de la zona, puede complementarse con sedación.

El ingreso hospitalario no es requerido para este tratamiento ya que se trata de un tratamiento ambulatorio.

Antes de la cirugía se le realizará al paciente una analítica previa.

La grasa se extrae por medio de una fina cánula especial para evitar la rotura de las células grasa y mediante una mini liposucción que suele realizarse en el ombligo pero que también puede llevarse a cabo desde otras zonas como en caderas. Una vez retirados los adipocitos, estos son tratados con soluciones y centrifugados para separar las células que todavía están vivas de las que no lo están, y así poder transferir las primeras en la zona a tratar.

A través de micro-cánulas, inyectamos la grasa en la zona seleccionada del rostro hasta conseguir los resultados deseados.

El número de células que permanecen puede variar entre un 30%y un 70% por lo que es aconsejable repetir el procedimiento entre unas 2 y 3 sesiones hasta alcanzar el volumen deseado por el paciente.

La cicatriz que queda es apenas visible.

Ventajas del tratamiento

Al introducir grasa entre la piel y el músculo la calidad de la piel mejora notablemente, ya que le estamos aportando nutrientes y vascularidad.

Se trata de un tratamiento ambulatorio que genera unos resultados definitivos y naturales, eliminando arrugas y consiguiendo que la piel recupere su firmeza.

Postoperatorio

Después del Lipofilling facial es totalmente normal tener un poco de hinchazón e inflamación. Estos efectos durarán entre unas horas y dos días en algunos casos.

En la zona donde se ha retirado la grasa se puede presentar inflamación y hematomas. Deberá de usar una faja compresora que le entregaremos en las clínicas durante un mes.

Cuidados / Recuperación

Todos los pacientes se recuperan rápidamente del Lipofilling. Los primeros días tendrá que tomar anti-inflamatorios que se le entregan en nuestras clínicas.

La zona donde se ha extraído la grasa deberá estar comprimida durante un mes por con una faja compresora que también se le entregará como parte del tratamiento.