LABIOPLASTIA

Reduce el tamaño de los labios vaginales.

Información del tratamiento

¿Qué es?

Muchas mujeres nacen con los labios menores vaginales hipertróficos o los desarrollan después de un parto o en la vejez. Esta pequeña irregularidad, (que se soluciona con la intervención llamada labioplastia o también cirugía de reducción labios menores),  no causa problemas de salud pero puede hacer mermar la autoconfianza, sentir irritación al vestir ciertas prendas o padecer cierta incomodidad al mantener relaciones sexuales. Este trastorno no sólo implica una cuestión estética, sino que interfiere en la vida diaria de las pacientes, en su higiene, al utilizar ropa o bikinis ajustadas, al practicar deportes o durante las relaciones sexuales, produciendo incomodidad y dolor.

La labioplastia o cirugía de labios menores genitales pertenece a los tratamientos o intervenciones de cirugía íntima y te ayuda a subsanar estos inconvenientes. Por lo general, la labioplastia o intervención más común es la reducción de los labios menores, los cuales, producto del paso del tiempo, de partos, o por razones congénitas, se presentan como excesivamente grandes, colgantes o asimétricos, siendo visibles al sobresalir respecto a los labios mayores. Generalmente el paciente y el cirujano concretan, durante la primera visita, antes de la intervención de labioplastia, qué es lo que se pretende obtener mediante la misma, cual es el precio de la labioplastia y todos aquellos aspectos tales como pruebas, visitas pre y postoperatorias que se incluyen en el precio.

¿Quién es una buena candidata para someterse a esta intervención?

En general una buena candidata para esta intervención es aquella que:

  • Está físicamente sana.
  • Tiene expectativas realistas de lo que se puede conseguir con la intervención.
  • Realmente los labios vaginales causan molestias y/o preocupación.

La labioplastia de reducción de labios menores, así como cualquier otra cirugía es un procedimiento muy personal y por lo tanto la persona que está pensando en ello, debe hacerlo por sí misma, no para satisfacer los deseos de otra persona, o para tratar de adaptarse a cualquier tipo de imagen ideal. La decisión es muy personal, y la persona que está pensando en la misma, debe decidir si los beneficios que logrará coinciden con sus objetivos, así como si los riesgos y las posibles complicaciones de la cirugía estética son aceptables.

La primera visita al cirujano

Durante la misma vamos a evaluar:

  • Los objetivos quirúrgicos de la intervención de labioplastia.
  • Las condiciones médicas, alergias a medicamentos y tratamientos médicos.
  • Los medicamentos, vitaminas, suplementos de hierbas, el alcohol, el tabaco…
  • Si existen cirugías previas.

Además de ello se evaluará su estado de salud general, así como las condiciones de salud o factores de riesgo pre-existente, se tomarán fotografías, discutiremos las posibles opciones más adecuadas para conseguir tus objetivos, la existencia de otras alternativas no quirúrgicas,  los posibles resultados de la operación de reducción de los labios menores y cualquier riesgo o complicación potencial.

El éxito y la seguridad del procedimiento depende en gran medida de la sinceridad completa durante su consulta.  Se te pedirá una serie de preguntas acerca de tu salud, deseos y estilo de vida.

Es muy importante entender todos los aspectos de esta operación.  Es natural sentir algo de ansiedad, si se trata de emoción por tu nuevo aspecto anticipado o un poco de estrés preoperatorio. No seas tímida al hablar de estos sentimientos con tu cirujano plástico.

¿Cómo es el preopoeratorio?

En la preparación para la cirugía estética de labios vaginales, se te pueden pedir:

  • Pruebas de laboratorio o una evaluación médica.
  • Dejar de tomar ciertos medicamentos o ajustar tus medicamentos actuales.
  • Dejar de fumar.
  • Evitar tomar aspirinas, medicamentos antiinflamatorios y suplementos de hierbas, ya que pueden aumentar el sangrado.

Características de la labioplastia

  • La labioplastia o reducción de los labios menores, es un proceso quirúrgico que se engloba dentro de las llamadas cirugías estéticas íntimas femeninas, tiene como objetivo la reducción y armonización del tamaño y forma de los labios menores vaginales.
  • Con la labioplastia no se produce ninguna pérdida de sensibilidad en la zona.
  • La cicatriz de la labioplastia es totalmente invisible y que puede tener varios objetivos pertenecientes al campo de la mejora del aspecto de la zona íntima de la mujer.
  • Siendo este el problema más habitual, cabe señalar que el procedimiento de labioplastia adecuado consiste en la retirada del exceso de tejido que produce la hipertrofia de los labios, y la eliminación de la piel sobrante de los mismos.
  • Se trata de un sencillo procedimiento en el que se utiliza una anestesia local con una mínima sedación. No obstante, se recomienda mantener un reposo relativo durante las 6 – 8 horas posteriores a la labioplastia y una higiene íntima escrupulosa en los días posteriores.
  • Asimismo, la labioplastia es una intervención que se lleva a cabo de forma ambulatoria, con una duración de una media hora y tras la cual, la paciente puede volver a su casa.
  • Tras un periodo de dos semanas, los puntos de sutura empleados en la intervención caen de forma natural.
  • No se recomienda mantener relaciones sexuales hasta haber pasado, como mínimo, un mes.

¿Cómo es el postoperatorio?

Después de la cirugía labioplastia habrá algunas molestias e hinchazón en la zona los primeros 3-4 días, la cual poco a poco va a ir desapareciendo gradualmente en las siguientes 2 a 3 semanas. En Matoses Centro Medico se te informara de todo:

  • Cómo curar las heridas, cicatrices….
  • Los medicamentos para aplicar o tomar por vía oral para disminuir el dolor del postoperatorio, ayudar a la curación y reducir la posibilidad de infección.
  • Que síntomas o signos debo de vigilar en la zona intervenida y en el estado general de salud que pueden ser indicativos de que algún tipo de molestia.
  • El calendario de visitas de seguimiento después de la cirugía.