ENGROSAMIENTO DE PENE

Consigue el aumento del grosor del pene mediante implantes o extensores

Información del tratamiento

Introducción

Al igual que ocurre cuando el pene no alcanza una longitud óptima, el grosor del mismo también puede generar en el hombre baja autoestima, inseguridad y ansiedad.

¿Cómo es la cirugía?

El engrosamiento del pene se consigue con la inyección de grasa entre la piel del pene y el tejido que envuelve los cuerpos cavernosos. El tejido adiposo es extraído del propio paciente mediante microliposucción, generalmente de la zona abdominal o suprapúbica, con lo que evitaremos posibles rechazos. La grasa se reparte a lo largo de toda la longitud del pene, a excepción de la zona que se encuentra en contacto con los testículos y en la piel del prepucio.

Con esta técnica conseguimos un engrosamiento de entre 1 y 1,5 cm de perímetro. Resulta bastante frecuente la aparición de edema (hinchazón) en la zona intervenida, que irá desapareciendo progresivamente. Por ello, los resultados no podrán evaluarse hasta que hayan transcurridos 3 ó 4 meses, tiempo tras el cual podrán repetirse las inyecciones de grasa si el paciente desea incrementar el diámetro de su pene. Resulta frecuente que los pacientes opten por someterse a ambos procedimientos de alargamiento y engrosamiento de pene en la misma intervención.

Sin embargo, los hombres con micropene o con el pene “enterrado” no son buenos candidatos para someterse a la cirugía de engrosamiento.

Duración, anestesia y hospitalización

Esta intervención tiene un duración estimada de una hora.

En cuanto a la anestesia, se puede realizar bajo anestesia local con sedación.

No se requiere la hospitalización del paciente, por los que resulta suficiente unas horas de estancia en la clínica.

Postoperatorio

ras la intervención se le colocará una gasa que podrá retirar a las 24 horas. Resulta habitual que la zona presente cierta inflamación que irá remitiendo progresivamente, así como las posibles molestias que pudiera tener tras la intervención y que verá aliviadas con analgésicos y antiinflamatorios.

Deberá mantener reposo durante los dos días siguientes a la intervención, pudiendo incorporarse a su puesto de trabajo al tercer o cuarto día.

El engrosamiento de pene está considerada como una cirugía segura y con bajo índice de complicaciones, siempre y cuando se realice con los medios apropiados y por personal altamente cualificado.