ULTRACAVITACIÓN

Consigue una figura perfecta

Información del tratamiento

¿Qué es?

La ultracavitación es un tratamiento que elimina gran parte de la grasa localizada en zonas como cartucheras, papadas, cintura o abdomen. Debido a los progresos médicos y avances en nuevas máquinas para realizar tratamientos alternativos, nace la cavitación.

El fin es el mismo que el de tratamientos como la mesoterapia pero los medios en cada caso son distintos, cada uno con unas ventajas particulares.

La ultracavitación es una herramienta que nos ayuda a conseguir un cuerpo con el que estemos a gusto, a definir nuestra figura, y eliminar cúmulos de tejido adiposo, para ello cuenta con la última tecnología. El sistema consiste en la utilización de ultrasonidos de baja intensidad, cuyo fin es conseguir romper la grasa y que sea eliminada de forma permanente.

Al igual que todos los tratamientos que tienen por objetivo eliminar grasa localizada, lo recomendable es que el paciente que se va a someter a una sesión de ultracavitación tenga una forma más o menos adecuada, y siga unos hábitos de vida saludables, pero no consiga eliminar esas cartucheras, michelines o grasa abdominal. En estos casos la cavitación logra grandes resultados.

¿Cómo es el tratamiento?

La ultracavitación se aplica en sesiones, que por regla general y según el paciente suelen durar entre 30 y 45 minutos. Dependiendo de la zona a tratar, hará que varíe el número de sesiones recomendadas para un tratamiento completo. Aunque los resultados se observarán después de la sesión, lo recomendable es seguir el tratamiento durante las sesiones que su especialista considere por regla general suelen estar comprendidas entre 8 y 12, y separadas en el tiempo como mínimo por una semana o 10 días.

Los resultados, como hemos dicho, son visibles tras la primera sesión, y dependerá de la cantidad de grasa acumulada, cuanto más tejido adiposo se trate, mas se notarán los resultados.

La sesión se llevará a cabo con una máquina encargada de administrar a nuestro cuerpo los ultrasonidos. La sensación para el paciente es un cabezal que realiza una especie de masaje, por lo tanto la sensación no es para nada desagradable durante la sesión. El fin de este masaje es la formación de micro-burbujas con alto nivel de concentración de energía, de forma que al chocar con la grasa localizada rompen las la membrana de las células que lo forman sin dañar el resto de estructuras de nuestro organismo. Tras este proceso, el cuerpo se encargará de eliminar la grasa de forma natural a través de la orina.

Tras la sesión, el paciente podrá marcharse del centro por su propio pie sin la necesidad de permanecer bajo observación, debido a que ni se aplica anestesia, ni el organismo se ve gravemente alterado pues no es un tratamiento tan invasivo como la liposucción o lipoescultura.

Con el fin de ayudar a nuestro organismo en el proceso de eliminación del tejido graso, se recomienda para que el tratamiento resulte más efectivo y los resultados sean los deseados, un alto consumo de agua antes y después de las sesiones, así como una continuación del mismo de forma que siempre se superen los 1,5 litros diarios.

Recomendaciones para antes, durante y después del tratamiento

En Matoses Centro Médico recomendamos:

  • Beber agua. Además de ser una de las afirmaciones en las que todos los médicos están de acuerdo, este tratamiento cobra vital importancia para ayudar a nuestro organismo a eliminar la grasa. 1,5 litros como mínimo y 2 litros como cantidad recomendada.
  • Dieta saludable. Siempre que deseemos perder peso, debemos empezar por adecuar nuestra dieta. La dieta mediterránea se perfila como una de las más completas y reconocidas en el mundo gracias a su variedad.
  • Realizar ejercicio. Para eliminar la grasa, lo mejor para acompañar a la dieta, es practicar un deporte, o encontrar la forma de ponernos en forma con un ejercicio que nos guste y no nos resulte pesado.

Si seguimos estas recomendaciones, veremos como los resultados son mucho mejores y más rápido. Serán necesarias menos sesiones y estaremos mucho más satisfechos.

Además, estas acciones, mejoran nuestra salud en general, no solo el aspecto estético, por lo que prolongar estos hábitos más allá del tiempo que dure el tratamiento resultará lo ideal.

Ventajas de la cavitación

Estas son las ventajas de llevar a cabo este tratamiento:

  • Se trata de un tratamiento no invasivo, al contrario que la liposucción no se realizará ninguna incisión en el paciente, por lo tanto se reducen riesgos de infección o simplemente reacción a la anestesia. Es un punto importante cuando una persona duda sobre que tratamiento aplicarse para la grasa localizada, La mesoterapia y la cavitación son una alternativa adecuada a la cirugía para estos casos.
  • Los resultados son visibles desde las primeras sesiones, lo que hará que sientes que realmente funciona el tratamiento y te anime a continuar con él y ser perseverante con la dieta y el ejercicio.
  • Amplio abanico de posibilidades. Desde la grasa localizada, a la celulitis pasando por la “piel de naranja” lo que puede resultar atractivo para quien no desee una intervención quirúrgica debido a que se trata de una zona reducida.
  • Indoloro. Pese a que la mayoría de tratamientos estéticos puedan resultar dolorosos en mayor o menor medida para el paciente, la cavitación consigue que la sensación de masaje y calor en la zona que se aplica sea realmente llevadero un tratamiento con ultrasonidos.