PRESOTERAPIA

Elimina las bolsas de grasa debajo de la piel, dándole a esta una apariencia más suave

Información del tratamiento

¿Qué es?

La presoterapia es un sistema de compresión para combatir la flacidez, retención de líquidos o celulitis, es decir, mejora la circulación de la sangre que tanto problemas físicos, pero también estéticos, nos puede provocar. Un proceso terapéutico e indoloro muy eficaz.

¿Cómo funciona?

 La función de la presoterapia se lleva en su mismo nombre, consiste en presionar áreas específicas del cuerpo. Esta presión está diseñada para tratar diferentes imperfecciones que se alojan en la piel. El paciente se pone una especie de botas, mangas o faja en la zona abdominal que se va inflando hasta producir un efecto de presión regulada que favorece la circulación sanguínea y el flujo linfático consiguiendo localizar las concentraciones de grasa y disolverlas. De esta manera, se consigue una piel más firme, tersa y libre de grasas.

Con la presoterapia ahora sí parecerá que tu piel está a la medida de tu cuerpo, pues se dirá adiós a la flacidez y todo lo que ello conlleva.

¿Dónde se puede usar?

Aunque la presoterapia es famosa y se lleva la palma por combatir la celulitis, se puede utilizar para otras zonas como el abdomen, los brazos, las pantorrillas o los tobillos, entre otras.

Imagina qué resultados tan maravillosos es capaz de dar la presoterapia a estas partes de tu cuerpo, luciendo así firmeza y suavidad.

¿Quién puede tratarse con presoterapia?

La presoterapia está indicada para todas aquellas personas que tengan problemas de circulación o grasa localizada que quieran eliminar. Así como a aquellas que están interesadas en terminar con la celulitis y flacidez del abdomen y otras partes del cuerpo ya mencionadas.

Así mismo, también es recomendada como técnica complementaria tras una liposucción, ya que estos pacientes tienden a dar el aspecto de no encajar en su piel, presentando flacidez, pero, esta técnica (liposucción) con la presoterapia, se consiguen resultados ambiciosos.

¿Cuántas sesiones se deben realizar?

Entre 8 y 10 sesiones una vez a la semana serán suficientes para conseguir resultados visibles. Tú podrás ir comprobando durante esas sesiones los avances y beneficios que genera en tu cuerpo.

¿Cuánto dura cada sesión?

El tiempo de cada sesión por la presoterapia depende de varios factores, por ejemplo: dependerá del centro donde asistamos la sesión de esta técnica, en promedio durará entre 30 y 45 minutos.

Así también, la presoterapia durará acorde al estado y dimensión.

¿Qué se siente durante las sesiones?

El paciente sentirá una pequeña presión y un relajante masaje en las zonas tratadas, pero en ningún caso dolor ni incomodidad. Es por ello que la presoterapia es un tratamiento muy solicitado, ya que se obtienen amplios beneficios y es una técnica no invasiva.

¿Qué se consigue?

En sí, los beneficios que se consiguen son amplios y muy variados. En términos técnicos la presoterapia reactiva la circulación y oxigena el cuerpo. De esta manera se consigue un beneficio para tu salud porque se evitan dolores de piernas cansadas o miembros dormidos, pero también se obtienen ventajas estéticas al conseguir una mejor piel (suavidad, tersura, firmeza).

Por otra parte, cuando la presoterapia se combina con otros tratamientos, o se emplea para esculpir los resultados de otras técnicas, logra dejar buenas expectativas y beneficios a la piel. Por ejemplo, si se combina la presoterapia con tratamientos drenantes los resultados se intensifican, mejorando la apariencia de abdomen, piernas, brazos, etcétera.

¿Cuándo empezaré a notar los resultados?

Aunque depende mucho de la persona y su situación, hacia la mitad del tratamiento, es decir, en la 4ª o 5ª sesión, se empiezan a notar los primeros resultados. Así que, no se necesita de una espera a largo plazo, y si tú la consideras larga, no olvides que los resultados bien valen la espera. Desafortunadamente los resultados por los tratamientos no se llevan poco tiempo, tampoco son de un día para otro; todo depende del estado que presente la persona.

¿Qué se debe hacer tras el tratamiento?

Después de todo tratamiento, por regla se requiere de cuidados y más aun si queremos que los resultados se mantengan. En caso de la presoterapia, debemos realizar deporte periódicamente y mantener una dieta equilibrada evitando el alcohol, la sal y grasas en abundancia. La toma de líquidos como el agua, ayudará al tratamiento y a tu misma salud.